“Somos Iglesia colombiana, en salida misionera”.

“Somos Iglesia colombiana, en salida misionera”.

Del 26 al 29 de mayo de 2016, se realizará en Bucaramanga el XII CONGRESO NACIONAL MISIONERO, con el lema: “Somos Iglesia colombiana, en salida misionera”.

Será un acontecimiento de la gracia que fortalecerá nuestro espíritu misionero universal, y de modo especial, potenciará nuestro compromiso misionero bautismal ad gentes tanto en su dimensión ad intra como ad extra. De este modo estamos en sintonía con el Papa Francisco que con insistencia nos pide ser una Iglesia en salida, ya que “la salida misionera es el paradigma de toda obra de la Iglesia” (EG, 14).

Tema del Congreso

“Misión Ad gentes, vida y compromiso, en los planes y procesos de evangelización de las Iglesias particulares de Colombia”.

Recordemos que la misión es única, se trata de la misión de Dios (Missio Dei), que consiste en hacer partícipes de la vida divina a toda la humanidad (cf. DV, 2; AG, 2). Esta misión se desarrolla en tres horizontes o situaciones que el Papa San Juan Pablo II nos presenta en su Encíclica Redemptoris Missio número 33: La misión ad gentes, dirigida a los no cristianos; la atención pastoral, con los cristianos comprometidos; y la nueva evangelización, con los bautizados indiferentes o alejados.

La misión Ad gentes es constitutiva a la naturaleza de la Iglesia, puesto que responde directamente al mandato misionero del Señor de hacer discípulos a todos los pueblos (cf. Mt 28,19). La misión es el termómetro que mide el grado de fe y de amor a Jesucristo. Un ejemplo concreto lo vemos en el ardiente fuego evangelizador de los apóstoles después de Pentecostés.

El documento de Aparecida y la exhortación apostólica Evangelii Gaudium nos instan a ser y formar discípulos y comunidades misioneras, donde cada acción eclesial sea en clave misionera.

El tema del Congreso Misionero está claramente referenciado a la Iglesia particular en su derecho y deber de participar en la misión universal que su Fundador le ha encomendado.

Objetivo general

“Despertar, profundizar y madurar la conciencia y la acción misionera de nuestras Iglesias particulares para que sus planes y procesos de evangelización respondan con mayor generosidad y eficacia a los desafíos de la misión Ad gentes, que el mandato de Jesucristo y las urgencias del mundo, nos plantean para la construcción del Reino de Dios”.

Nuestro Congreso quiere ser, con el auxilio de Dios y la generosidad de los bautizados y de las Iglesias particulares, un nuevo pentecostés que irradie la Alegría del Evangelio a toda la tierra. De modo concreto se quiere fortalecer el compromiso misionero Ad gentes de cada Iglesias particular.

Contexto eclesial del Congreso

El Congreso Misionero se enmarca en un contexto eclesial caracterizado por los siguientes acontecimientos:

Los 50 años de la conclusión del Concilio Vaticano II y del Decreto Ad Gentes.

La canonización de la Madre Laura Montoya, primera Santa nacida en Colombia, Maestra de misioneros.

El Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia.

La enseñanza y solicitud misionera de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium.

Los llamados de nuestra realidad: La construcción de la paz y de la reconciliación, la búsqueda de una ecología humana, los desafíos pastorales de la familia, los mcs, los pobres, las comunidades indígenas, las comunidades afrocolombianas y los jóvenes.

Un grupo de Misioneros de Yarumal, obispos, sacerdotes y laicos participarán en este evento eclesial. Esperamos que el compromiso misionero de la Iglesia colombiana salga fortalecido. Creemos que “finalmente, ha llegado para América Latina la hora de intensificar los servicios mutuos entre Iglesias particulares y de proyectarse más allá de sus propias fronteras «ad gentes». Es verdad que nosotros mismos necesitamos misioneros. Pero debemos dar desde nuestra pobreza”. (Puebla 368).  (Con apuntes tomados de ompdecolombia.org).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *