Whastapp Kenia – Historias Misioneras

Breves historias misioneras escritas por el padre Luis Carlos Fernández, Misionero de Yarumal en Kenya, compartidas por la red social Whatsapp y que queremos compartir con todos ustedes.

La comunidad de Lpusi está de luto. Se murió una señora joven. Dejo cuatro niños.  La mayor de ocho años y el pequeñito de 5 meses. Se enfermó un sábado y el martes, hace ocho días murió en wamba. Allá mismo la enterraron. Los samburu nunca vuelven a mencionar el nombre de difunto una vez se han purificado y rapado la cabeza. Es muy duro ver la precariedad en todo sentido. La salud, la educación,  las comunicaciones,  y en general toda la infraestructura. Esta gente es muy fuerte y viven con los mínimos recursos.  Cuando ya están muy mal van donde el brujo o Laibón,  que les quita poco a poco lo que tienen y cuando el Laibón no actúa van al hospital y ya es muy tarde. Conclusión: hospital no sirve. Esta es la cultura de los espíritus y las fuerzas ocultas. El domingo estaba en una comunidad y se levantó un remolino muy fuerte y varias señoras empezaron a increparlo con gestos y palabras. Son las Wue tienen poder sobre los vientos.


En casi todos los lugares nos reunimos para la oración o la misa debajo de un árbol.  Estamos en el proceso de hacer comunidad. Para la mayoría de la gente la iglesia y el cristianismo todavía no les dice mucho. Pero la mayoría de la gente simpatiza con nosotros, y con ellos trabajamos para mejorar las condiciones de vida. La amistad es el primer paso. Verdaderamente son muy acogedores y transparentes. Dicen lo que dienten, como lo sienten. Su primera prioridad es cuidar los animales, obtener su alimento, ir al mercado y participar de las ceremonias, especialmente los matrimonios tradicionales Wue en estos días son abundantes y todo el mundo asiste, incluidos los ciegos, los discapacitados, los ancianos y enfermos. Es la fiesta de todos y tienen carne en abundancia


Ayer y antier tuvimos un encuentro en  el salón social de la parroquia sobre diferentes maneras de hacer comercio, auspiciado por condado Samburu. En la tarde cuando terminaron, Noé el encargado vino a pagar por el uso del salón.  Nos pusimos de acuerdo en cuatro mil chelines y el muy horondo y desfachatado, sin ningún pudor me dice: haga un recibo por cinco mil para yo sacar mil para mí, como hacen en toda parte. Le dije que pena pero este es el dinero de la gente. Estas siendo más corruptas que los policías kenyanos. La corrupción en Kenia es rampante. Cuando vino Obama habló de corrupción,  cuando vino el Papa habló de corrupción y esta sigue cerrando puertas.  Los poderosos de Kenia se quedan con gran parte de la torta. Es a nivel nacional, a nivel regional,  a nivel local. Difícilmente se puede confiar en alguien en el manejo de dinero. En esta cuaresma los obispos propusieron 5 temas de reflexión: ciudadanía responsable, cuidado del ambiente, la familia, la inseguridad y la corrupción.  Es verdad que en toda parte hay corrupción,  pero aquí es endémica a todos los niveles.


Los Samburu siempre tienen el nombre de Dios en la boca. Ve con Dios, que Dios te bendiga, bendiga tus ganados, te cubra con su sombra, te llene de paz etc. Cada que hay una reunión un viejo bendice a la comunidad en forma tetánica y la gente con los brazos extendidos va respondiendo a cada frase: Nkai, mientras abren y cierran las manos al ritmo de la oración y al final echan un poco de saliva en las manos como signo de bendición


Hoy visité Lekije. Estaban de fiesta. Había un matrimonio y cantidad de visitantes. La gente viaja de muchos lugares para compartir. La gente se viste con sus vestidos de colores vivos,  se pintan de rojo. Los guerreros se adornan y cantan y bailan. Es tiempo de alegría y de paz.

María Goretti está en  7 grado de primaria. Es una menor de edad y está a punto de dar a luz. Su mamá Teresa es una luchadora. Es viuda, quema carbón, hace algunas costuras,  va al mercado. Tiene un hijo llamado  Philip, es el tercero,  que está estudiando para maestro. La hija mayor Asunta, es casada y vive lejos. El segundo hijo, el hombre de la casa, desde muy joven vive con Irene, que terminó octavo y siendo tan jóvenes tienen dos hijos. No es lo normal y cuando se van a vivir con su mujer, tienen que pagar una multa costosa. Hace algunos meses pelearon e Irene se fue caminando con su niño pequeño a la espalda,  cruzando bosques hasta llegar a Maralal. Los papás de Irene, no perdonaron eso. Pero finalmente después de muchos ires y venires, Irene regresó la semana pasada. Un hermano de María Goretti fue atacado por un elefante mientras pastoreaba y le perforó el pulmón.  Para la pobre Teresa es duro tanta cosa, pero es una mujer de fe. Ella inclusive adoptó dos niños. Ella dice que en la dificultad es cuando Dios más aparece. Queremos que María Goretti siga estudiando, después de que tenga su bebé.  Yo la he estado animando mucho.


Mucha gente en este lugar vive con lo mínimo y aunque normalmente tienen rebaño carecen de dinero en efectivo para las emergencias. Esta mañana llegó una señora joven de Lororo a 22 kilómetros con una niña de 10 años y un bebé a la espalda.  Salió a las tres de la mañana y a las 10 estaba en Lodung’okue. Quería que le ayudáramos con un poco de azúcar y algo para comprar tabaco, pues su mamá murió hace tres días e iba a recoger los niños que estaban con ella y no sabía dónde habían quedado. La costumbre es llevar algo. Esta gente son caminantes increíbles pues no hay carreteras, solo caminos peatonales y no en las mejores condiciones.  Para nosotros la moto es práctica pero para la gente la única alternativa es caminar y que caminadas. Son de admirar por su fortaleza a pesar de la precariedad en que viven.


Los miércoles celebramos en la escuela. Es la mejor manera de enseñarles a los niños. Como el día de mercado los adultos van al mercado y nosotros podemos dedicar tiempo a las escuelas. Hoy también hubo distribución de alimentos por parte del gobierno,  así que la gente tiene algo adicional para su dieta.  La comida en la escuela es Guiteri. Frijol y maíz cocinados juntos. Más maíz que frijoles y realmente muy duro. Ese es el pan nuestro de cada día para los niños de la escuela.


Hoy tenemos la reunión del consejo pastoral. La mayoría son mujeres, son las que más trabajan y las más comprometidas y generosas en todo momento. Kumo Ntare es una señora de Nonkek. Siempre está en la iglesia y hoy caminó 10 kilómetros con un pie hinchado para venir a la reunión.  Cuando llegó estaba sudando del dolor. Le di un calmante y le di una pomada.  Así estuvo en la reunión y con su actitud nos da un testimonio de generosidad y liderazgo.  Hoy madrugué a recoger los más lejanos. En el primer lugar,  el más lejano, solo había una señora,  las otras tenían actividades. Muchas señoras caminaron 6 kilómetros y la señora enferma 10 kilómetros. Definitivamente cuando las cosas son fáciles no las hacemos y cuando el dinero llega fácil lo malgastamos. Lo que nada nos cuesta volvámoslo fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *